Con la camiseta de la UNNOBA

Los referentes del área de Deportes señalan que la práctica deportiva afianza el vínculo del estudiante con la institución.

deportesEn el ámbito deportivo se suele decir que las victorias van de la mano de la continuidad de los proyectos y del trabajo sostenido en el tiempo. La última edición de los Juegos Universitarios Argentinos (JUAR) fue para la UNNOBA un reflejo de esa máxima, dado que los representantes de básquet masculino se consagraron campeones, mientras que los de fútbol alcanzaron la instancia de semifinal.

Estos “laureles” son el resultado de años de trabajo perseverante. Aun así, los éxitos en términos competitivos no son las metas principales de la Dirección de Deportes de la UNNOBA, ya que entre sus objetivos se destacan los de fomentar una actividad física sistemática y lograr una identidad deportiva en los alumnos.

Los inicios

La Dirección de Deportes de la UNNOBA, dependiente de la Secretaría de Extensión, comenzó a funcionar en el año 2006. Para tal fin fueron convocados los profesores Carlos Ciotta y Julián Aiub, hoy director y coordinador del área, respectivamente. “Lo primero que hicimos –recuerda Ciotta– fue indagar sobre el funcionamiento del deporte universitario”. También se hizo una encuesta a los estudiantes para conocer sus intereses deportivos. Con la información obtenida se armó el proyecto de la Dirección de Deportes, cuyo objetivo principal planteaba “mejorar la calidad de vida de los estudiantes universitarios”.

Tres áreas

La propuesta de la Dirección se desarrolla en tres áreas específicas: recreación, competencia y capacitación.
En cuanto a las actividades recreativas, hay dos encuentros semanales para diferentes deportes: fútbol, básquet, vóley, handball y hockey. Además, se firmaron convenios con gimnasios donde los estudiantes pueden realizar distintas actividades físicas.

En lo competitivo, la UNNOBA forma parte del Comité de Deporte Universitario, lo que le permite participar de una estructura deportiva a nivel nacional. “El Comité organiza cada dos años los Juegos Nacionales”, ejemplificó Ciotta. La Universidad participó en estas competencias en Mar del Plata 2007, Carlos Paz 2009, Mendoza 2011 y Carlos Paz 2013. Y tuvo presencia en los JUAR 2015, en Buenos Aires.

En 2008 la UNNOBA organizó el Campeonato Nacional de Básquet y en 2010, el Nacional de Vóley. En tanto, el fútbol femenino tiene un equipo representativo en el torneo de la Liga Deportiva del Oeste. Además, la Dirección tiene a su cargo la Liga Universitaria de Fútbol Reducido, donde participan 23 equipos con unos 300 alumnos de la Universidad involucrados. Y el Torneo de Fútbol para Empresas e Instituciones, que en su séptima edición contó con la participación de 530 jugadores de 26 equipos.

Las autoridades de la Dirección estiman que anualmente pasan, de manera sistemática, entre 700 y 800 estudiantes por el área de Deportes, aunque hay más que lo hacen con una menor regularidad. “Estadísticamente –comenta Ciotta– no hay ninguna universidad que cuente con más del 6 o 7 por ciento de su matrícula participando de las actividades deportivas propias, y nosotros estamos dentro de ese promedio”.

Ciotta también destaca la labor en el área capacitación: “Habíamos detectado que había una deficiencia en la capacitación a profesores de educación física”. La primera actividad –a través de un convenio con la Universidad Favaloro– fue un curso de entrenamiento a cargo de Mario Mouche, por entonces preparador físico de la selección argentina de Básquet (equipo campeón olímpico de Atenas 2004). Se continuó con los cursos de entrenador nacional de básquet (que se desarrolló en los últimos cinco años), de triatlón, para árbitros de fútbol, y para dirigentes deportivos (en conjunto con la Liga Deportiva del Oeste). También se organizaron charlas con referentes deportivos, como Alejandro Sabella, Claudio Ugnali y Roberto Mouzo, entre otros.

Cómo se trabaja

El profesor Raúl Scaglione, uno de los entrenadores del equipo de básquet, señala que el trabajo en la Universidad “tiene otras características” respecto a lo que se hace en los clubes, “porque en el aspecto recreativo, el estudiante quiere jugar y distraerse, pero en cuanto a lo competitivo, sin tener tanto tiempo como en un club, se trata de buscar el más alto rendimiento posible”.

Por su parte, Daniel Pueyo, entrenador de vóley, subraya que “los jóvenes están todos los días con la camiseta puesta”. “Esa identificación con la Universidad y la identidad propia, se logró con el tiempo”, añade.
Por último, Ciotta también resalta los logros más allá de lo deportivo: “Hemos alcanzado una identidad no solo en lo regional, sino a nivel nacional, porque cuando ahora se nombra a la UNNOBA en los Juegos Nacionales, ya nos conocen todos”.