Fixionaria: ingeniosa forma de contar cuentos clásicos

Estudiantes de Diseño Gráfico adaptan historias de literatura infantil a un formato no convencional: tarjetas. Convocan a ilustradores de Argentina y el mundo para recrear cada capítulo.

fixionaria

“Fixionaria es una cajita de historias que desempolvamos de nuestro baúl de los recuerdos. Son dibujos, garabatos, trazos y colores plasmados con mucho amor. Son cuentos mágicos que despiertan sonrisas, son palabras ilustradas que nos conmueven”. La cita pertenece a la primera publicación de “Fixionaria, historias ilustradas”, creación de estudiantes de la Licenciatura de Diseño Gráfico de la UNNOBA que adapta cuentos clásicos de la literatura infantil a un formato no convencional: tarjetas contenidas en un packaging de cuidado diseño a través de las cuales se va contando una historia mediante textos e ilustraciones.

Ana Julia Fernández, directora creativa, y Georgina Gianon, gerenta general de “Fixionaria, historias ilustradas”, recrearon la génesis de la iniciativa que logró posicionarse en el circuito comercial nacional e internacional como un objeto de autor: “Nuestra intención fue hacer algo que rompiera las estructuras dentro del diseño editorial, una revista hecha en postales nos sirvió de inspiración y sobre esa base comenzamos a recrear cuentos clásicos que adaptamos a un formato no tradicional, reuniendo a ilustradores de Argentina y del resto del mundo que se encargan de reinterpretar cada capítulo”.

“Si bien son cuentos infantiles, están dirigidos a un público general y llegamos a personas a las que les gusta tener un objeto de autor”, aclararon.

Fixionaria comenzó a posicionarse, entró al Mercado de Industrias Culturales de Argentina (MICA) y a partir de ahí se abrió un camino hasta llegar a librerías de distintas provincias argentinas y tiendas on line. “Fue creciendo el espíritu, que es compartir la pasión por la ilustración y el diseño a partir de un objeto con valor agregado”, resaltaron sus creadoras.

Recrear mensajes

“Fixionaria es una manera distinta de contar una historia, cada publicación tiene un carácter lúdico, porque son tarjetas en las cuales se observa pluralidad de estilos e ideas. Cada uno va leyendo un capítulo en una tarjeta y, al mismo tiempo, reinterpretando otra historia en base a la ilustración”, explicó Ana Julia Fernández.

“En cada publicación intervienen dieciséis ilustradores interiores y un ilustrador de portada; dos o tres de ellos son internacionales y cada vez son más los que se suman”, acotó Georgina Gianon.

Ambas aseguran que la propuesta recrea mensajes aprendidos en la infancia: “Cuando sos un niño observás el bien y el mal de lo que te va inculcando la cultura, cuando estás en otra edad leés el mismo cuento y tenés otro punto de vista. Los cuentos han sido puntales de las ciencias económicas y fundamentos para dejar moralejas. Fixionaria es una invitación a despertar al niño inquieto que cada uno de nosotros lleva dentro; es diversidad de miradas y pluralidad de ideas”, explicaron.

“Estamos muy contentas con el producto y sabemos que no hubiera sido posible concebirlo sin haber pasado por la Universidad, porque para realizar una idea como esta hacen falta los conocimientos que te brindan los años de estudio”, concluyeron.


Premio a la Innovación

“Fixionaria, historias ilustradas” recibió el Premio a la Innovación otorgado por el Polo Tecnológico Pergamino. Eso les permitió contar con recursos para darle continuidad a la iniciativa.

“Ese incentivo nos dio un gran impulso y nuestra expectativa es que el proyecto siga creciendo”, señalaron sus creadoras.

El objetivo es ganar mercados en los países de la región. A través de una librería de Mendoza lograron que Fixionaria llegara a Chile: “Entramos en la Galería Plop, nuestro primer paso para expandirnos a la región”.


Historias contadas

Hasta el momento se editaron los siguientes cuentos: “Alicia en el país de las maravillas”, “El gato con botas”, “Blancanieves y los siete enanitos”, “El flautista de Hamelín”; “La cenicienta”, “Barba Azul”, “La bella durmiente”, “Pulgarcito” y “El sastrecillo valiente”.

Para más información, se puede visitar la web www.fixionaria.com.ar