La transparencia en la administración de la Universidad

La UNNOBA hará efectivo el derecho de acceso a la información pública. A través de un lenguaje sencillo, se podrán a disposición de los ciudadanos informaciones oportunas sobre su gestión.

Por el doctor Guillermo R. Tamarit
@RectorUNNOBA

La agenda de educación superior reclama trabajar tres ejes fundamentales: la inclusión, la calidad y la transparencia en la gestión.

Hoy nos ocupa la transparencia en la gestión institucional de las universidades.

Mejorar la calidad de los servicios, promover la transparencia, la inclusión digital y la innovación, son algunas de las tantas buenas prácticas a las que cada vez se suman más universidades. Un ejemplo de ellas es la implementación del Gobierno Electrónico en la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA). La experiencia de nuestra universidad se apoya en el desarrollo del expediente electrónico, la firma digital y la notificación electrónica.

Estas iniciativas están enmarcadas en el Plan Estratégico Institucional 2013-2019, que prevé la innovación de políticas sustentables con el medioambiente y la implementación de un sistema de gestión de trámites en línea. Con el Gobierno Electrónico, la UNNOBA logró ambos desafíos: disminuir considerablemente el tiempo en el circuito administrativo y eliminar la utilización del papel.

La implementación del Gobierno Electrónico colocó a la UNNOBA como una universidad referente en la materia dentro del ámbito académico. Este año, sus representantes presentaron la experiencia en la V Conferencia Internacional de Gestión Financiera en las Instituciones de Educación Superior (GEFINES 2017), en la que obtuvieron el galardón a mejor ponencia nacional. Esto incentivó a que otras casas de altos estudios se sumen a la iniciativa.

Entre las buenas prácticas implementadas por la UNNOBA encontramos:
– En orden al cuidado del medioambiente, la implementación de un sistema de gestión ambiental bajo normas ISO 14001:2015, Programa de control de emisiones de carbono (Huella de carbono) y la puesta en marcha de la denominada “Huella Hídrica”.
– En orden a la administración, la implementación de un sistema de gestión de calidad bajo normas ISO 9001:2015, el programa de voto electrónico, la consolidación de la infraestructura tecnológica, el desarrollo de legajos digitales únicos de alumnos de grado y posgrado, la inscripción a carreras vía web, la interfase web para trámites, procedimientos generales y específicos de seguridad y salud ocupacional y en la trazabilidad y seguridad en títulos académicos emitidos.

A este conjunto de acciones la UNNOBA sumará el efectivo ejercicio del derecho de acceso a la información pública (enmarcada en los requisitos de la ley 27.275), promoviendo la transparencia como un estilo de gestión. De esta manera, se asegurará con responsabilidad y buena fe el máximo acceso a dicha información, enfocados en la apertura, la celeridad, la gratuidad y la exactitud de la misma.

El acceso a la información pública es un derecho que comprende la posibilidad de buscar, acceder, solicitar, recibir, copiar, analizar, reprocesar, reutilizar y redistribuir libremente la información bajo custodia de los sujetos obligados que enumera la ley. Cuando hablamos de información pública nos referimos a todo tipo de datos contenidos en documentos de cualquier formato que los sujetos obligados, generen, obtengan, transformen, controlen o custodien.

Esta propuesta de la UNNOBA, considera el acceso a la información como un elemento clave para el efectivo funcionamiento de las instituciones públicas ya que, gracias a esa información, no sólo es posible conocer la labor de los funcionarios sino también ejercer otros derechos cívicos y sociales. De esta forma, se promueve la participación ciudadana, permitiendo hacer efectivo el principio republicano de la publicidad de los actos de gobierno y mejorando así la gestión de la cosa pública.

El objeto de facilitar la búsqueda y el acceso a la información pública es sensibilizar a todos los actores, especialmente a los gestores públicos que intervienen en la administración universitaria, para que adopten la cultura de la transparencia, participación y colaboración con principios básicos de transparencia activa en los que se destacan:
– Facilidad de acceso (no es necesario un usuario ni contraseña).
– Utilización de lenguaje sencillo comprensible para todos.
– Navegación simple que permita la información de manera rápida y sencilla.
– Información oportuna y confiable.
– Mejoramiento continuo y actualización permanente.

El acceso a la información pública permite facilitar la relación Estado/sociedad; optimizar la resolución de problemas, la provisión de servicios o la simplificación de trámites para mejorar la atención del ciudadano en general y la transparencia de los actos de gobierno, facilitar el ejercicio de los derechos ciudadanos y mejorar su calidad de vida. De esta manera, nuestra Universidad profundiza su compromiso con las buenas prácticas en la gestión institucional.