Escuela de Ciencias Agrarias: la Universidad inserta en su región

El edificio donde se estudia Agronomía, Genética o Alimentos está ubicado estratégicamente en el núcleo agropecuario del Noroeste bonaerense. Su inauguración consolida un rumbo y plantea nuevos desafíos.

frente

La Escuela de Ciencias Agrarias, Naturales y Ambientales (ECANA) de la UNNOBA fue construida en Pergamino, en el predio de cinco hectáreas cedidas a la Universidad por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), un lugar estratégico del Noroeste bonaerense. Está ubicada en un núcleo en el que confluyen educación, ciencia y tecnología, equidistante del Laboratorio de Investigación en Agrobiología “José T. Lerner” de la Universidad y el Laboratorio Regional de la Estación Experimental Agropecuaria de INTA Pergamino. Su dinámica de funcionamiento permite integrar actividades académicas con investigación científica en contacto permanente con las necesidades de su entorno.

La inauguración de la sede de la ECANA marcó un hito en la vida institucional de la UNNOBA. El rector de la UNNOBA, doctor Guillermo Tamarit, expresó: “Esta construcción significa el cumplimiento de un viejo anhelo e inaugura una nueva etapa para la Universidad, consolidando un vínculo estratégico con el INTA”.

“Desde el 2004, en que firmamos el convenio marco con esa prestigiosa institución, hemos desarrollado más de 35 acuerdos. Compartimos cuatro laboratorios y ya nadie sabe dónde empieza el INTA y dónde la UNNOBA, ya que somos dos instituciones del Estado que trabajamos juntas”, apuntó el rector de la UNNOBA.

“Con esta inauguración la Universidad, que siempre persigue el horizonte, deja atrás la etapa de haber establecido la infraestructura básica para que cada Escuela tuviera su espacio para desarrollarse. Por delante tenemos el desafío de construir más y mejor universidad”, planteó el rector.

Tamarit instó a “discutir con los estudiantes” y los convocó no sólo a apropiarse del edificio de la ECANA sino “a estudiar más”. “Tenemos que dar testimonios concretos de cuál es la devolución que esta institución hace a la comunidad en la que tanta expectativa genera. Hace diez años, cuando se creaba la UNNOBA, decíamos que merecía una consideración especial el compromiso con el mejoramiento del sistema educativo y planteábamos como propósito el mejoramiento de la calidad de vida en la región, a través de la resolución de los problemas más acuciantes, el planteamiento de iniciativas superadoras y una sostenida ayuda a la construcción de un futuro mejor para todos. En estas cosas estamos trabajando y estos deben seguir siendo nuestros principales desafíos”, refirió Tamarit.

image0160image0236image0260instalaciones interior

Inserta en el medio

La doctora Adriana Andrés, directora de la Escuela de Ciencias Agrarias, Naturales y Ambientales, consideró que en el edificio están presentes “los anhelos y sueños de muchísima gente que habita el Noroeste de la provincia de Buenos Aires”.
“Era necesaria una Universidad, era necesaria una Escuela de Ciencias Agrarias, Naturales y Ambientales y estaban las condiciones dadas para que esto ocurriera. Y ocurre en un momento en el que la inauguración del edificio de la ECANA va acompañada de la instalación concreta de la Universidad en el medio”, planteó Andrés.

En este punto, la directora de la ECANA sostuvo que la UNNOBA da muestras de su presencia en el medio a través de las familias que entregan a sus hijos para que se eduquen en la educación superior; de los docentes e investigadores que han dejado sus lugares de origen para instalarse en el Noroeste bonaerense; y de las alianzas estratégicas que se establecen para generar conocimiento y transferirlo para contribuir al desarrollo regional.

Adriana Andrés planteó que los edificios “son emblemáticos” y marcan referencias en la historia, pero opinó que quienes les dan vida son los seres humanos. En este sentido, consideró la inauguración de la ECANA como “el inicio de una nueva etapa en la construcción de una historia”.

“La historia va a trascender a través de los sueños que los estudiantes sepan construir dentro de estas paredes y del compromiso que tomen con su región y con su país”, afirmó.


Un edificio de puertas abiertas

El edificio de la ECANA fue construido en Pergamino, en un predio de gran extensión, frente a la Estación Experimental Agropecuaria de INTA, en una zona que podría caracterizarse como rural, sin la presencia de otros edificios en su entorno inmediato.

Su diseño acompaña el paisaje natural y fue construido con predominio de líneas horizontales.

Otorga la capacidad áulica necesaria para los últimos años de las carreras de la Escuela de Ciencias Agrarias, Naturales y Ambientales, así como los de posgrado, que por su mayor especialización requieren de la cercanía de los laboratorios y ensayos de campo.

Cuenta con multiplicidad de ingresos, amplia conexión interior-exterior, clara disposición de áreas y posibilidades de crecimiento.

En una segunda etapa, se prevé la construcción del auditorio, la biblioteca y el área administrativa en la planta alta.


Tamarit: “La UNNOBA se define como la casa de todos”

Durante la ceremonia de inauguración el rector de la UNNOBA se refirió a los 30 años de democracia: “Tomaré palabras de dos presidentes determinantes de este período para citarlos. Quiero hacer un pequeño homenaje de la UNNOBA en estos 30 años de democracia”.

En primer lugar citó a Raúl Alfonsín: “El nos decía: ‘Hay que construir una democracia solidaria, participativa, construida sobre la base del pluralismo, que significa el reconocimiento del otro, la capacidad para aceptar las diversidades y discrepancias como condición para la existencia de una sociedad libre. La democracia rechaza uniformidades y unanimidades’”. “Por eso la UNNOBA se define como la casa de todos, así debe ser y seguirá siendo”, afirmó.

En segundo término, citó al ex mandatario Néstor Kirchner y lo consideró como otro presidente “determinante” de este período: “En el momento de la Asamblea Legislativa Kirchner planteó: ‘Hay que recuperar los valores de la solidaridad y la justicia social que permitan cambiar nuestra realidad para avanzar hacia la construcción de una sociedad más equilibrada, madura y justa. Sabemos que el mercado organiza económicamente pero no articula socialmente, debemos hacer que el Estado ponga igualdad allí donde el mercado excluye y abandona’”. “Por eso la UNNOBA es una herramienta social para los que menos oportunidades tienen”, señaló.

“En este contexto se ha desarrollado la Universidad pública en democracia y en particular en esta década esta Universidad”, finalizó y abogó por el fortalecimiento de la educación como “herramienta de desarrollo”.