Danya Tavela: “El país tiene que decidir que la educación es el camino”

La vicerrectora de la UNNOBA reflexionó sobre el paso de la “sociedad del conocimiento” a la “sociedad del aprendizaje”. Abogó por una transformación que le permita a la educación “asumirse como sistema” y discutir su nuevo rol.

tavela

“La sociedad del conocimiento debe dar lugar a la sociedad del aprendizaje”. Con esta apreciación la vicerrectora de la UNNOBA, magíster Danya Tavela, reflexionó sobre el lugar de la educación en la formulación de un proyecto de país. Lo hizo frente a estudiantes que asisten a la Cátedra Libre sobre Políticas de Juventud dictada en la Universidad.

“Siempre que se habla de planificar un modelo de país con la participación plural de todos los sectores, lo primero que aparece es el tema educativo, quizás porque tenemos algunas ventajas, ya que el 90 por ciento de nuestros niños y jóvenes están en el sistema. Sin embargo, me parece que es necesario que nos preguntemos para qué mundo los estamos preparando”, señaló.

Danya Tavela opinó que la educación tiene que discutir su nuevo rol y asumirse como un sistema que incluya a todos los niveles, algo que -según Tavela- no está sucediendo actualmente ya que cada subsistema culpa al anterior por las condiciones en que ingresan los jóvenes.

De la vieja a la nueva escuela

La vicerrectora de la UNNOBA recordó que en Argentina la educación pública y laica tuvo la capacidad de crear una Nación: “Somos un país que nació de un crisol de razas y la educación conformó el espacio desde el cual propagar la cultura y propiciar un lenguaje común. Con el tiempo esa capacidad de cohesión social se fue fragmentando, como lo hizo la sociedad producto de la globalización”.

En este contexto, consideró necesario pensar cómo hacer de las instituciones educativas “espacios que brinden herramientas que motiven la creatividad, la innovación, la capacidad de resolver problemas, trabajar en equipo, generar miradas multidisciplinarias e intervenir en contextos cambiantes marcados por la incertidumbre”.

En su reflexión insistió en el imperativo de revisar la calidad y establecer un nuevo paradigma que facilite el paso de la “sociedad del conocimiento” a la “sociedad del aprendizaje” porque entiende que “ya no alcanza con saber, sino que hay que poder resolver problemas con ese conocimiento”.

“Esta concepción modifica el rol de la institución educativa y del docente que deja de impartir su saber desde una tarima para involucrarse en la problemática con el alumno y generar un nuevo conocimiento”, añadió.

Una cuestión de la política

Ante el desafío de impulsar la transformación, Danya Tavela opinó que la política educativa tiene que generar el contexto que permita llevar adelante esos cambios. “Tenemos que hacer una reforma estructural, que empieza por asumir el sistema educativo como un todo. Luego debemos articularnos y definir lo que vamos a hacer en cada una de las etapas del proceso y cómo vamos a seguir más allá de él”, planteó. En esa línea, la vicerrectora y profesora adjunta del área Contabilidad puso el acento en la capacitación docente y en el apoyo a la labor de los educadores desde otras profesiones.

“La realidad nos indica que una escuela de cuatro horas no es suficiente, porque hay una cantidad de conocimientos que no alcanzan a transmitirse. Además hay una diversidad social que exige otra mirada sobre lo que ocurre dentro de la escuela. La educación tiene que ser más integral, pero tampoco toda la responsabilidad puede recalar sobre el docente”, señaló.

Agregar valor

Danya Tavela opinó que “los países que se desarrollen en el futuro no serán los que tengan más llanura para plantar granos o más espacios para criar vacas, sino aquellos que posean un nivel de industrialización importante”. “Eso tiene mucho que ver con la formación de recursos humanos capaces de generar y adoptar tecnología para agregar valor a la producción. Para formar esos recursos humanos es el país el que tiene que decidir que la educación es el camino”, sintetizó.


Una fuerte inversión en educación

Al momento de apuntar cuestiones sobre el estado actual del sistema educativo, Tavela remarcó que en los últimos diez años ha habido una fuerte inversión en educación que permitió un alto nivel de inclusión.

En este sentido, señaló que el “Plan Progresar”, lanzado por la presidenta Cristina Kirchner, incorporará al sistema educativo formal a un sector social de muchísima vulnerabilidad y consideró la medida como “un paso importante”.

“Creo que lo que nos está faltando, y será tarea de los próximos años, es discutir qué hacemos dentro de ese proceso, qué rol tiene la educación y con qué calidad la brindamos”, concluyó.